III Congreso Internacional Ciencia, Sociedad e Investigación Universitaria. Pontificia Universidad Católica del Ecuador.
octubre 26, 2018

CON $20 DÓLARES SE INICIÓ LA COOPERATIVA CHIBULEO

CON $20 DÓLARES SE INICIÓ LA COOPERATIVA CHIBULEO

La falta de participación en el ámbito social, cultural y especialmente en el económico de las comunidades indígenas de todo el país, hizo que las ciudades muestren exclusión a los sectores indígenas, ocasionando una problemática de índole social, pues no solo se puede hablar de exclusión, sino también de discriminación, racismo y falta de respeto hacia las comunidades indígenas que propiamente son la esencia pura de identidad, cultura y representación de la “Pacha Mama”.

Es por esta razón que al haber pasado de generación en generación por estas diferencias sociales, un grupo de jóvenes de entre 18 y 21 años de edad de la comunidad de Chibuleo perteneciente a la provincia de Tungurahua, toman como motivación e inspiración esta situación que ha venido repitiéndose por varios años.

Con USD 2º dólares de capital inicial, juntan sus ideas y crean en el año 2003 la Cooperativa de Ahorro y Crédito Chibuleo, logrando de esta forma apoyar e impulsar el desarrollo financiero.

Rodrigo Llambo, Gerente de la Cooperativa, menciona que era necesario cambiar las ideas equivocadas con propuestas reales, hacer que el nombre de la comunidad sea conocido, muchas personas no podían ni pronunciarlo, luego se trataba de romper de raíz los paradigmas sociales en las ciudades, eso que la gente dice que los jóvenes no pueden, que no son responsables.

Con esta historia se pudo demostrar que si hay compromiso, responsabilidad y motivación, todo sueño puede cristalizarse poco a poco, se empezó con una silla y mesa en una oficina improvisada, pero allí se albergaba muchas sueños, metas e ilusiones.

Ahora, después de 15 años de servicio a la comunidad indígena y mestiza, la Cooperativa va creciendo y es una de las más sólidas en el mercado financiero, en la actualidad cuenta con más de 120 mil socios y 14 oficinas operativas distribuidas en diferentes puntos del país teniendo su Matriz en la ciudad de Ambato.

La historia de esta entidad registra que Rodrigo Llambo cuando tenía 18 años emprendió esta propuesta pero fracasó, fue luego con más madurez y experiencia que reunió a la gente que creía en su idea y arrancó motivado para demostrar que todo es posible.

“Cambiar el futuro de la gente ese era el punto principal de tener un equipo de trabajo responsable y comprometido es una de las claves del éxito, creer en la gente, darles la oportunidad de superación, apoyar, motivar como un buen líder, trabajar de la mano y sobre todo creyendo en las capacidades de cada ser humano son las estrategias que mantienen viva la cooperativa” indica.

Atrás quedó lo negativo como la anécdota de un robo a menos de dos semanas de haber abierto el servicio y cuando apenas tenía una silla, una computadora, una impresora y una mesa, sin embargo, de ello empezaron de nuevo.

El capital con el paso de los años ha ido incrementándose es así que el primer año que funcionaron como cooperativa cerraron con un capital de USD 186 mil eran tiempos donde Rodrigo vendía periódicos en las mañanas y en las tardes se dedicaba a la cooperativas.

Recibió críticas pero no le importaba pues tenía en el gran sueño de transformar a su comunidad para hacerlo mejor decidió estudiar la Universidad graduándose en Contabilidad y Auditoría.

En el año 2017 la cooperativa cerró el año con un capital de USD 95 millones y en lo que va del 2018 cuenta ya con un activo de USD 121 millones, lo cual demuestra que están creciendo de forma consolidada.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, todo sacrificio al final del día tiene su fruto y eso el principal de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Chibuleo lo sabe, de dos cosas está convencido los sueños cuando se trabaja de corazón y entregando el todo se cumplen y creer en los jóvenes es importante porque de ellos vienen las ideas que están para cumplirse.

 

Fuente: Revista Negocios, estrategia de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *